Lo primero de todo, ¿Qué es Edgerank?

Edgerank es el algoritmo de Facebook que decide qué publicaciones son más interesantes para nosotros y cuáles no lo son.

Una breve introduccion:

Desde el lanzamiento de Facebook, allá por febrero de 2004, el número de usuarios ha venido creciendo de manera exponencial hasta llegar a la astronómica cifra de 1350 millones de usuarios.

El usuario medio tiene 262 amigos, de los cuales aproximadamente la mitad visita la página más de una vez al día, esto obviamente implica que la otra mitad entra a Facebook de manera ocasional, por lo que es imposible que puedan ver todo el contenido compartido por sus contactos.

Debido a esto, Facebook selecciona muy bien qué contenidos tiene que mostrar a estos usuarios esporádicos para tratar de fidelizarlos e intentar que visiten la página con más frecuencia. Ahí es donde entra Edgerank.

Siempre debemos tener claro (y este es un error cometido por la mayoría de los community managers) que Facebook mira en primer lugar por los usuarios y trata de ofrecerles contenidos que les interesen. Esto nos obliga a ser interesantes. Una empresa que constantemente esté publicando artículos acerca de lo buenos que son sus productos no es interesante, y la prueba es que solo el 16% del contenido publicado por estas es seguido por sus fans.

¿Cómo podemos ser interesantes?En primer lugar debemos ponernos en el punto de vista de nuestros lectores y plantearnos si lo que vamos a publicar les interesará o por el contrario usarán la rueda del ratón para pasar de largo. Sobre todo no caigamos en el error de pensar que no pasa nada si algo de lo que ponemos no es interesante, ya que, según lo que explicaremos más adelante, no sólo se decide el interés de una publicación en base a ella misma, también se tiene muy en cuenta nuestro historial, por lo que antes que publicar algo que seguramente no interese a nuestros seguidores, mejor no publicarlo.

“Por culpa” de Edgerank, algunas personas son más relevantes que otras.

En segundo lugar entendiendo como funciona Edgerank. Es cierto que si somos interesantes todo irá bien, pero si además comprendemos cómo decide Facebook qué es interesante podremos usar un truco o dos para mejorar la posición de nuestras publicaciones.

¿Cómo funciona Edgerank?

Facebook usa una serie de factores para favorecer o perjudicar nuestro posicionamiento:

Factores que favorecen nuestra posición:  

  • Los amigos van primero: El mismo contenido nos será mostrado antes si lo publica un amigo, y cuanta más interacción tengamos con él, mayor prioridad tendrán sus publicaciones. Esto tiene mucho sentido, por ejemplo si agregaste hace 6 años a una persona que conociste en un acto pero con la que no has vuelto a hablar, obviamente te va a dar igual qué le pasa en su día a día.
  • La relevancia del contenido: Si el contenido es nuestro será mostrado en primer lugar a nuestros contactos “más cercanos”. De lo que hagan estos dependerá como se mostrará al resto. Por ejemplo, si a los pocos segundos de publicarlo, varias personas le dan a “Me gusta”, o mejor aun, realizan comentarios o comparten tu publicación, Facebook entenderá que lo que has puesto despierta el interés de la comunidad por lo que será valorado positivamente.
  • Tener un buen historial de publicaciones interesantes: Si normalmente nuestras publicaciones despiertan mucho interés en nuestros seguidores Facebook presupone que lo próximo que publicaremos será igualmente interesante. No sólo eso, si alguien comparte un artículo nuestro también tendrá más relevancia que otros publicados por la misma persona por venir de una fuente interesante. Al mismo tiempo, nuestros “Me gusta” tendrán más valor que los del resto. No es lo mismo que recibamos un “Me gusta” de un familiar que de una celebridad.
  • No obsesionarnos con conseguir muchos seguidores de nuestra página de manera artificial: Más importante que el número de seguidores es el porcentaje de ellos que sigue e interactúa con nuestros artículos. Si el porcentaje es bajo porque tenemos demasiados usuarios a los que no le interesa lo que ofrecemos se acabará volviendo en nuestra contra ya que Facebook lo interpretará como que lo que compartimos no le interesa a casi nadie. Mejor tener 20 seguidores reales que 200 artificiales.

Factores que perjudican nuestra posición: 

  • Publicar cosas no interesantes: Esto es obvio, si lo que ponemos es aburrido, nadie lo leerá, nadie le dará a “Me gusta”, nadie lo compartirá ni nadie lo comentará. A consecuencia de ello Facebook nos considerará poco interesantes y paulatinamente dejaremos de aparecer en la página de noticias de nuestros seguidores o amigos. Si además de ser poco interesantes publicamos muchas cosas el problema se agrava más rápidamente. Únicamente verán nuestras publicaciones si entran manualmente a nuestro perfil o página.
  • Ser poco natural: Este es un error muy cometido en la actualidad. Vemos a muchos Community Managers pidiendo a sus seguidores que le den “Me gusta” a una publicación o que la compartan de manera artificial con la excusa de entrar en un sorteo o similar. Hay que tener mucho cuidado con esto ya que, al igual que pasa con Google, a Facebook no le gusta nada que tratemos de engañar a su algoritmo Edgerank, y en este sentido si una publicación tiene 200 “Me gusta” pero nadie la ha compartido ni comentado, o la han compartido 200 personas pero ningun@ de sus respectiv@s amig@s le ha dado a “Me gusta” lo más que probable es que esto haga sonar algunas alarmas de Facebook, y no solo no conseguiremos nuestro propósito de lograr un mejor posicionamiento sino que podemos acabar penalizados!
  • No interactuar con nuestros seguidores: Al igual que pasa en la vida real, si a nuestros amigos les hablamos pero nunca les escuchamos se acabarán cansando de nosotros. En Facebook pasa lo mismo, si sólo nos dedicamos a publicar cosas pero nunca intervenimos en ninguna conversación, nunca contestamos a lo que nos preguntan, nunca le damos a “Me gusta” a ningún comentario, etc. Facebook nos irá quitando relevancia, además de que seguramente muchos usuarios se acaben dando de baja enfadados al no obtener respuesta a sus preguntas o quejas.

¿Entonces qué debemos hacer?

Si estamos gestionando la página en Facebook de una empresa tenemos que cambiar el chip. No debemos intentar vender nuestros productos a través de las redes sociales. A nadie le gusta la publicidad. Cuando en la tele hacen anuncios cambiamos de canal o aprovechamos para ir al baño, y de vez en cuando algunos anuncios llegan a nosotros porque, o bien es una pausa breve, porque hemos vuelto del baño o porque hemos vuelto a cambiar de canal porque pensamos que la pausa publicitaria está acabando. Sin embargo en Internet todo esto es muy diferente ya que nuestra audiencia es la que elige qué ve y cuando lo ve. Además, a diferencia de la televisión, donde hay unas pocas decenas de canales, y muy pocos que sean vistos asiduamente, en Internet las posibilidades son prácticamente infinitas, por lo que es extremadamente fácil que perdamos a nuestra audiencia. Esto no quiere decir que no podamos vender a través de las redes sociales, simplemente tenemos que ser más sutiles.

Debemos ver nuestra página sobre todo como una herramienta que sea útil e interesante para nuestros clientes. En vez de publicar las novedades de nuestros productos es mejor hablar de noticias relacionadas con nuestro sector, comentar curiosidades, desvelar mitos, animar a la gente a que cuente sus experiencias con nuestros productos, en definitiva que nos vean como a seres humanos, cercanos y con las mismas inquietudes que ellos.

Es muy importante también ser educado y respetuoso. Una mala respuesta por parte de un community manager puede convertirse en algo viral y generar una publicidad nefasta. Cuando alguno de nuestros clientes tenga un problema y lo exprese a través del Facebook, lo primero es responder lo antes posible, siempre presuponiendo que el cliente tiene razón a no ser que se demuestre lo contrario, y no al revés, siempre expresando la voluntad de solucionar el problema y pidiendo disculpas si hace falta. Si conseguimos dar respuesta a los problemas de una manera ágil y justa acabaremos dando la vuelta a la situación, convirtiendo una mala experiencia de un usuario en una demostración de que nuestra empresa es eficiente solucionando los problemas de los clientes. Esto se traducirá en reseñas positivas, altas valoraciones y por lo tanto mejor posicionamiento.

En definitiva la clave está en ser natural y accesible. Tenemos que ponernos en el lugar de nuestros seguidores para saber qué les interesa y tratar de ofrecérselo. Hay que ser constantes y pacientes ya que si lo estamos haciendo bien los resultados llegarán. En ningún caso debemos caer en la tentación de buscar atajos ya que muchos de ellos se volverán en nuestra contra, si no hoy, seguro que mañana o pasado en futuras actualizaciones de Edgerank.

Utilizamos cookies de terceros para analizar los hábitos de navegación para ofrecerle la mejor experiencia. Al pulsar el botón "ACEPTAR" consiente dichas cookies. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, pulsando en Más información. ACEPTAR

Aviso de cookies
/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */